683 160 676 Calle Sillería, 16 (Junto a la Plaza de Zocodover) 45001 Toledo
683 160 676 Calle Sillería, 16 (Junto a la Plaza de Zocodover) 45001 Toledo
23 febrero, 2022

El Transparente de la Catedral de Toledo

Uno de los lugares que más impresiona cuando visitamos la Catedral de Toledo es el famoso Transparente. Ubicado justo detrás del Altar Mayor, en la girola, donde se encuentra el gótico más puro de la Catedral. Obra de Narciso Tomé (arquitecto, pintor, escultor y repujador).

Te vamos a contar un poco sobre esta obra magna.

Ya sabes que, si quieres conocerla al detalle, puedes hacerlo en nuestra visita guiada por la Catedral de Toledo. Toda esta obra está plagada de detalles que debes conocer para no dejarte nada por descubrir.

El Transparente de la Catedral de Toledo

Los orígenes del transparente

El Transparente de la Catedral de Toledo nace con un objetivo principal: la notable necesidad de iluminar el Sagrario del Altar Mayor, ubicado detrás del retablo del altar y que carecía de iluminación, así como parte de la girola. De esta manera, también, se conseguiría la exaltación de la Eucaristía.

Esta problemática de falta de luz en este lugar ya se estaba intentando solucionar desde tiempos del Cardenal Cisneros.

Pero no sería hasta el pontificado del Cardenal Don Diego de Astorga y Céspedes cuando se encuentra una solución.

Transparente para iluminar el Sagrario del Altar Mayor

Descripción

El Transparente aparece coronado con la estatua que representa a la Fe. A su derecha, otra estatua representa a la Esperanza, con el ancla de un barco y, a la izquierda, aparece representada la Caridad.

Justamente debajo, aparece el cenáculo, con la Última Cena: la figura de Cristo aparece rodeada por los Apóstoles. Institución de la Eucaristía. Las figuras están realizadas en alabastro.

Entre medias de la Fe y la Última Cena aparece un medallón de bronce que nos recuerda el milagro de San Ildefonso, patrón de Toledo.

Transparente Catedral de Toledo

Justo debajo de la representación de la Última Cena nos encontramos con toda una nube de ángeles, querubines, serafines y arcángeles cantando a la gloria de Cristo y presididos por la Virgen María con el niño en sus brazos.

En los extremos podemos contemplar a Santa Leocadia (sujetando en la mano la palma del martirio) y, en el otro extremo, tenemos una estatua de Santa Casilda (con la representación de las flores entre sus ropajes aludiendo al famoso milagro donde los panes que llevaba escondidos se transformaron en flores por la gracia divina).

Transparente Dives Toledana

Si elevamos nuestra mirada, podemos ver las pinturas que decoran toda la parte alta de las bóvedas. Todas estas magníficas pinturas hacen referencia al encuentro de José con sus hermanos junto a otras escenas como la que hace referencia al libro de los Jueces en relación al ejército de Gedeón.

Todo ello, junto a ángeles tocando instrumentos, apóstoles… en torno al cordero degollado.

La obra se termina en el año 1732 y, no sólo trabajó en ella el propio Narciso Tomé, sino también sus cuatro hijos.

¡Déjate impresionar visitando la Catedral de Toledo! ¡La Dives Toledana!

Dejar un comentario

Captcha 40 + = 43