683 160 676 Calle Sillería, 9 (Junto a la Plaza de Zocodover) 45001 Toledo
683 160 676 Calle Sillería, 9 (Junto a la Plaza de Zocodover) 45001 Toledo

Mezquita del Cristo de la Luz de Toledo

Conocida con el nombre de la Mezquita del Cristo de la Luz, o Mezquita de Bab Al- Mardum, es uno de los edificios más antiguos que tenemos intramuros en Toledo. Una joya arquitectónica que todo visitante debe acercarse a conocer para entender el pasado musulmán en la ciudad de Toledo.

Vamos a contarte todos los detalles. Sin duda, se trata de un edificio muy interesante para conocer.

Un edificio que cuenta con mil años de existencia en la ciudad, ubicado junto a la Puerta de Valmardón y que ha sido muy estudiado en estos últimos años.

Ubicación de la Mezquita del Cristo de la Luz

A pesar de que es un edificio apartado del centro turístico y de los principales monumentos, no era así en el momento de su construcción: se trataba de una zona muy transitada. Se ubica junto a lo que fue el primer recinto amurallado y, la Puerta de Valmardón fue uno de los accesos principales a la ciudad de Toledo.

Calzada romana del cristo de la luz

Nada más entrar a la ciudad por esta puerta, nos topamos con la mezquita. Ya, desde época romana, éste fue un acceso principal a la ciudad de Toledo, como muestran los restos arqueológicos de la calzada romana que allí se encontraron.

El tramo que se ha descubierto y que es visible, tiene una longitud de unos cincuenta metros y unos cinco metros de ancho. Debajo de esta vía, discurre una cloaca.

El edificio de la Mezquita del Cristo de la Luz se encontraba totalmente exento. Tenía planta cuadrada.

Para entender su planta tenemos, pues, que olvidarnos del ábside que se añade con posterioridad, en el siglo XII para convertir la mezquita en iglesia.

La inscripción fundacional que apareció en la fachada, nos habla de que su mecenas fue Ahmad ibn Hadídi.

La inscripción viene a decir: ¡En el nombre de Alláh, el Clemente, el Misericordioso! Hizo levantar esta mezquita Ahmad ibn Hadídi, de su peculio, solicitando la recompensa ultraterrena de Alláh por ello. Y se terminó con el auxilio de Alláh bajo la dirección de Músà ibn ´Ali, el arquitecto, y de Sá´ada, concluyéndose en Muharram del año trescientos noventa”.

Fachada del Cristo de la Luz

Fachadas exteriores de la mezquita

La que vamos a destacar como fachada principal, de las dos fachadas monumentales que tiene la mezquita,  sería la fachada noroeste, que es la que mira a la Puerta de Valmardón. Hay que pensar que era la primera fachada que se veía al entrar a la ciudad.

Además, destacan sus tres arcos que es por donde se entraría a la mezquita desde el patio, que sería el patio de abluciones. En la actualidad, de los tres arcos, se ha recuperado uno como acceso turístico al interior.

Destacan sus seis arcos en la parte superior inscritos en arcos trilobulados y con dovelas de terracota y alabastro.

En cuanto a la fachada suroeste, sus tres arcos fueron ventanas en su origen. Hoy, en el arco central, vemos una puerta, correspondiente con la reforma cristiana.

Es en esta fachada donde se localiza la inscripción.  Destacan también, en esta fachada, sus arcos entrelazados.

El cristo de la luz en Toledo

Interior de la Mezquita del Cristo de la Luz

Tras entrar a su interior veremos que, la mezquita original, se sustenta sobre cuatro columnas con sus capiteles. Destacamos sus nueve bóvedas, todas decoradas de manera diferente. Christian Ewert habla de la teoría de que el muro de la qbla viene marcado por el esquema de T que forman las bóvedas.

En la parte del ábside, destacan sus pinturas murales. Están fechadas en torno al primer cuarto del siglo XIII.

Aparece representado Cristo en Majestad (o Pantocrátor) rodeado de los cuatro evangelistas (tetramorfos). En los laterales, encontramos imágenes de Santa Eulalia y Santa Marciana, la ascensión de Jesús al cielo, una escena de Pentecostés y la venida del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles.

La leyenda del Cristo de la Luz

Cuando visites la mezquita, te encontrarás con una famosa leyenda que tuvo lugar aquí en tiempos de la reconquista de Toledo, con Alfonso VI. Justo en la calle, frente a la fachada suroeste encontrarás un adoquín blanco.

Dice la tradición que, cuando Alfonso VI entró en la ciudad en el año 1085, su caballo cayó de rodillas en este lugar, y al mirar el rey al interior de la mezquita, se dio cuenta de que salían unas luces de una de sus paredes.

Mandó picar en el muro y se encontró al famoso Cristo de la Luz que, previamente a la llegada de los musulmanes, los cristianos habían escondido allí junto a una lamparilla.

El Cristo original se encuentra en el museo de Santa Cruz.

¿Cómo visitar la Mezquita del Cristo de la Luz?

La Mezquita se encuentra junto a la Puerta de Valmardón, en la calle del Cristo de la Luz, 22. Su visita está incluida en la Pulsera Turística de Toledo.


Si quieres conocerla en detalle, no te pierdas nuestra visita guiada de la Pulsera Turística: Toledo y sus 7 monumentos.


Si no adquieres la pulsera, el precio de la entrada es de 3€ por persona. Si eres toledano o familia numerosa, ¡gratis! ¡No te la pierdas!  Para más información: www.toledomonumental.com

Bibliografía: Ruiz Taboada, A. La Iglesia del Cristo de la Luz, antigua mezquita de Toledo. 2014.

Dejar un comentario