683 160 676 Cuesta Portugueses, 6 (Junto a la calle Comercio)

Toledo, una ciudad de leyenda

Pasear por las calles de Toledo nos ofrece un escenario de leyenda. Cada callejuela, cada rincón toledano nos ofrece una leyenda a descubrir, algunas cargadas de amor, otras de desengaños, muertes, venganzas…

Descubre las Leyendas de Toledo

Leyenda del “Pozo Amargo”

Si hay una leyenda conocida por todos en Toledo, es la leyenda del “Pozo Amargo”. Ubicado en el barrio al que da nombre, muy cerca de la catedral tenemos el famoso Pozo Amargo, testigo de los amores clandestinos entre una judía llamada Raquel y un cristiano llamado Fernando.

Una de las noches, sorprendidos en el pozo por el padre de la judía, éste clavó un puñal al cristiano quien cayó muerto al fondo del pozo.

Tantas lágrimas derramó la dama judía que las aguas dulces de este pozo se tornaron en amargas.

La Ajorca de Oro

Muy cerca del pozo amargo nos encontramos con la Catedral Primada, un lugar plagado de historias y leyendas.

Aquí nos gustaría destacar la leyenda de “La Ajorca de Oro”, de Gustavo A. Bécquer, quien dejó varias leyendas repartidas por diferentes lugares de la ciudad.

Una leyenda cargada de misterio en la que don Pedro Alfonso de Orellana, por ceder a las pretensiones de su enamorada doña María Antúnez, se adentró una noche a robar la ajorca que lucía la Virgen del Sagrario, patrona de Toledo. Lo que allí vio, tras robar la pulsera, le dejó completamente aterrado…

Las Cuevas de Hércules

Encaminando nuestros pasos hacia la zona conventual y, muy cerca de la Catedral que dejamos atrás, nos encontramos con un lugar cargado de mágica y misterio: Las Cuevas de Hércules. Lugar muy vinculado a los orígenes de Toledo y donde se dice que Hércules estableció su escuela de magia en Toledo.


No dejes de visitar nuestra ruta de leyendas y misterio


Cuando éste decide abandonar Toledo dejó dicho que nadie podía entrar a ese lugar, cargado de magia y sortilegios porque si no, un gran castigo caería sobre estos reinos.

Don Rodrigo, el último rey visigodo, no hizo caso a las advertencias de los toledanos y se aventuró a entrar.

En una de las galerías encontró un cofre con un pergamino que decía: “Maldito seas, oh rey, que por haber entrado a este lugar los aquí dibujados conquistarán tu reino para siempre”.

En el pergamino aparecían dibujados el pueblo árabe quienes, en ese mismo año 711, acabarían derrotando a Don Rodrigo, cumpliéndose lo que Hércules había dicho.

Una leyenda que nos habla de Toledo como cuna de la magia.

La leyenda del Beso

Cerca de ese lugar y próximo a la Iglesia de los Jesuitas nos encontramos con el Convento de San Pedro Mártir (hoy perteneciente a la Universidad de Castilla-La Mancha).

Allí podremos ver, al lado de la puerta de la antigua iglesia, un azulejo donde se nos dice que allí tuvo lugar la leyenda del Beso, de Bécquer.

En ella, un soldado francés, por osar a besar la estatua pétrea de la dama Doña Elvira Castañeda, se llevó un tremendo bofetón de piedra de la estatua del marido, don Pedro López de Ayala, enterrado junto al lado.

El amor es eterno. Allí, en esa misma iglesia del Convento de San Pedro Mártir, descansan los restos de Garcilaso de la Vega.

Toledo y sus leyendas

Otra leyenda muy famosa, ubicada muy cerca de allí, en concreto en la Calle Alfileritos, es la leyenda de la Virgen de los Alfileritos. Ante ella, una dama llamada Doña Sol oraba todas las noches por el buen porvenir de su amado, quien había partido a la batalla.

Cuando la chica se quedaba dormida ante la imagen, su sirvienta, doña Mencía, la pinchaba con un alfiler para que no desistiese.

Ese alfiler lo dejaba, al día siguiente, ante la Virgen como recuerdo de su sacrificio. Sus oraciones fueron escuchadas, ya que su amado regresó sano y salvo de la batalla. Es tradición en Toledo que, quien se quiera casar, tiene que llevar allí un alfiler, a la Virgen de los Alfileritos.

Una leyenda muy romántica para los que quieren sellar su amor.

Y, por supuesto, una zona que no podemos dejar sin visitar es la zona conventual, con sus famosos cobertizos. Allí es donde Gustavo Adolfo Bécquer buscaba la inspiración, en el silencio de sus calles.

Hoy en día puedes aún experimentar ese silencio, roto en ocasiones por las campanas de los conventos que allí hay.

La leyenda de las 3 flechas

En la plaza de Santo Domingo el Real, es donde Bécquer ubica otra de sus leyendas, la leyenda de las tres fechas.

Una leyenda muy romántica donde el famoso escritor tiene tres encuentros con una bella dama que le observa tras una ventana de uno de los palacios de la calle de los aljibes.

El problema es, que la tercera fecha, quedó grabada en su corazón por lo que allí le pasó. Descubre su historia con nosotros.


Te llevamos a esas zonas desconocidas, al auténtico Toledo y así, y dejándonos muchas más leyendas en el tintero, damos un repaso por las principales leyendas de la ciudad.

Es difícil escoger entre tantas. En nuestro caso hemos elegido aquellas que más gustan a quienes nos visitan y a quienes pasean la ciudad con nosotros.

Dejar un comentario

Artículos Recientes

Comentarios recientes